Sonar como un nativo

La pronunciación es un aspecto importante al aprender un idioma, una buena pronunciación ayuda a las personas a entender lo que estamos diciendo, ellos nos reconocerán como miembro de su comunidad y, por ende, comprenderán que compartimos información en común. Por otra parte, una mala pronunciación puede causar malentendidos e incluso problemas con otras personas. 

Muchos estudiantes se preocupan en tener una pronunciación “nativa” y a menudo los cursos de inglés se comercializan a sí mismos con tener solo “profesores nativos” porque hay una tendencia en creer que un hablante nativo será mejor, principalmente, por su pronunciación. Esta situación puede causar problemas en los estudiantes porque muchos se sentirán frustrados cuando su pronunciación tenga un notable acento extranjero. 

 

Primero 

Hay una teoría llamada “hipótesis del periodo crítico” y establece que los niños aprenden idiomas más fácilmente porque sus cerebros son más flexibles. Por lo tanto, ellos aprenden un idioma extranjero más rápido y, usualmente, desarrollan un acento nativo. Sin embargo, después de cierta edad (usualmente cuando comenzamos nuestros años de adolescencia) nuestros cerebros se vuelven menos flexibles o lateralizados al hemisferio izquierdo y, como resultado, nuestro aprendizaje puede ser más difícil después de esto. 

Segundo 

Fíjense como en el párrafo anterior dije “… nuestro aprendizaje puede ser más difícil”. La razón es que, sí, aprender inglés o algún otro idioma extranjero después de cierta edad puede complicar las cosas para nosotros, especialmente si eres un adulto con trabajo, familia y responsabilidades, pero no es imposible aprender o desarrollar un acento similar al nativo. Si estas determinado a tener un acento nativo, puedes estudiar cómo se producen los sonidos en inglés y aprender el alfabeto fonético, no es fácil en absoluto, pero te ayudará a lograr tu meta. También, escuchar audios/videos constantemente y repetirlos ayudarán a tu cerebro a moldear tu acento. La repetición aquí es fundamental. 

 

Tercero 

He estado enseñando inglés por más de 10 años y, en mi experiencia, tener un acento extranjero no hace mucha diferencia en muchos estudiantes porque la parte más importante de aprender un idioma extranjero es poder comunicarse efectivamente. Esto significa que mientras que las personas entiendan el mensaje que intentas transmitir, estarás bien. No estoy diciendo que la pronunciación no sea importante (lo es), lo que digo es que la manera en la que emites los sonidos tiene que ser precisa, así como para no confundir palabras o sonidos. 

 Cuarto 

Como mencioné anteriormente, la pronunciación es importante siempre y cuando nuestro mensaje sea transmitido y nuestra producción de sonido sea acertada. Adicionalmente, hay otros aspectos de la pronunciación que son más importantes que el acento, por ejemplo, la fluidez, el acento de las palabras y la entonación. Estos aspectos, considero, son más importantes que sonar como un nativo, ya que pueden ayudarte a enganchar a otras personas a escucharte. Si no eres suficientemente fluido al hablar, tus ideas pueden sonar un poco incoherentes, si acentúas la silaba incorrecta sonarás muy raro, también poner la entonación en el lugar incorrecto te hará sonar extraño e incluso puede cambiar el significado de lo que estas intentando decir. 

En resumen, la pronunciación implica muchas cosas, no solo sonar como un nativo, que te ayudaran a comunicarte con otros y esa es la meta de la mayoría de los aprendices de inglés. Sin embargo, si realmente quieres sonar como un nativo, puedes prepararte estudiando la producción de sonidos, escuchar muchos materiales auténticos y mucha repetición. En definitiva, lo más importante es que otras personas te entiendan.