¿Por qué existen los niveles en los idiomas?

El básico, el intermedio, el avanzado. Estos son algunos de los niveles de competencia en los idiomas. Los añadimos a nuestros currículos, hablamos de eso cuando queremos estudiar en algún instituto, pero ¿qué significa cada nivel? 

En primer lugar, debemos saber que existen diferentes términos para describir nuestro nivel de competencia en un idioma. Algunos son reconocidos internacionalmente (como el Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas - MCER) y otros son establecidos por cada institución basándose en sus necesidades y la manera en que organizan el contenido.  

Estos niveles nos permiten saber qué puede y qué no puede hacer una persona en un idioma determinado en las cuatro habilidades (comprensión auditiva, comprensión lectora, producción oral y producción escrita). Esto para poder comunicarse en distintos contextos y llevar a cabo tareas en base a su nivel. Los niveles también sirven para organizar el contenido a impartir en las clases. 

Los niveles del MCER 

 A1 

Un estudiante con un nivel A1, según el MCER, es una persona con un nivel básico del idioma. Alguien que puede mantener una conversación sencilla sobre temas cotidianos, presentarse, hablar de su familia, etc. Hablando despacio y con errores frecuentes. 

A2 

Este nivel también corresponde a una persona con conocimientos básicos, capaz de hablar de sí mismo, de sus actividades cotidianas, comunicarse con otros mientras lleva a cabo ciertas tareas básicas usando términos básicos y hablar de su pasado. De igual manera, una persona con un nivel A2 cometerá errores frecuentemente, pero podrá comunicarse de manera pausada. 

B1 

El MCER reconoce a una persona con nivel B1 y B2 como un “usuario independiente”. El nivel B1 es el que comúnmente se conoce como “intermedio” y se espera que las personas puedan entender textos sencillos con temas conocidos, sean capaces de comunicarse con hablantes nativos y escribir textos cortos sobre temas que sean familiares. En este nivel, las personas también son capaces de expresar y explicar sus opiniones en el idioma, hablar de su pasado y del futuro.  

B2 

Este nivel se conoce como el “intermedio alto”. Quien posea este nivel ya logra comprender textos complejos, con temas abstractos y términos técnicos relacionados a su área de especialización. Es una persona que puede hablar de manera fluida con hablantes nativos, expresar y defender su punto de vista sobre distintos temas y escribir textos detallados.  

C1 

Quienes se encuentran en los niveles C1 y C2 son considerados “usuarios competentes”. En el nivel C1, una persona debe ser capaz de comprender una mayor variedad de textos complejos, comprender los mensajes implícitos, hablar de manera fluida en contextos sociales, profesionales y académicos y escribir textos relativamente complejos. 

C2 

En el nivel C2, las personas son capaces de comprender casi todo lo que escuchan o leen en el idioma que están aprendiendo, con la capacidad de reconstruir y resumir información basada en lo que percibe. Son hablantes fluidos, capaces de reconocer distintos significados por contexto en situaciones complejas. Un C2 podría tomarse como el equivalente a una persona bilingüe. 

 

¿Cómo saber en qué nivel estoy? 

Dependiendo de tus necesidades, podrás simplemente tomar una prueba de nivelación de algún instituto que enseñe el idioma que quieres aprender (esto sería para estudiar en ese instituto o si tienes curiosidad por saber qué nivel posees) o, si necesitas demostrar tu nivel para trabajar, vivir o estudiar en un país donde se hable ese idioma, deberás presentar un examen de certificación.  

Existen exámenes para cada idioma e, incluso, para distintos objetivos. Entre los exámenes de certificación más conocidos podemos encontrar: 

  • El TOEFL (Test of English as a Foreign Language) y el IELTS (International English Language Testing System) para el inglés. 

  • El PLE (Português Língua Estrangeira) de Portugal y CELPE-Bras (Certificado de Proficiência em Língua Portuguesa para Estrangeiros) de Brasil para el portugués. 

  • Los tests DaF para el alemán. 

  • El Diplôme d'études en langue française (DELF) para niveles A1-B2, y el DALF o Diplôme approfondi de langue française para niveles C1-C2 del francés. 

  • El PLIDA (Progetto Lingua Italiana Dante Alighieri), el CILS (Certificato di Italiano come Lingua Straniera), el CELI (Certificato di Conoscenza della Lingua Italiana), y el certificado Roma Tre para el italiano. 

  • Los Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE) y el Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española (SIELE) para quienes deseen certificar su nivel de español. 

Aunque en la vida real, los hablantes nativos no hablan por niveles, estos le permiten a los no nativos estudiar paulatinamente todos los conocimientos que involucran un segundo idioma. Al dividir nuestros conocimientos por niveles, podemos ir paso a paso con una cierta organización que nos ayude en el proceso.