¿Puedo aprender idiomas siendo disléxico?

No sentir interés por la lectura es algo muy común. La televisión, el Internet, las redes sociales y los videojuegos han tomado un gran espacio en nuestras vidas. Es totalmente normal preferir un contenido audiovisual a tener que esforzarnos para leer un artículo o libro y, es por esto que muchos estudiantes se aburren cuando deben leer en clase.  

Pero, ¿es siempre desinterés por la lectura lo que les impide a los estudiantes disfrutar de un buen libro? No siempre. En algunos casos, puede que un estudiante sienta curiosidad por la lectura, pero tiene dificultades, no logra leer con fluidez y comete errores mientras lee, lo que se traduce en dificultad para entender lo que lee. Esto es lo que se conoce como dislexia.  

Se cree que entre el 5% y 10% de la población sufre de dislexia y, además de presentar dificultades con la lectura, una persona disléxica puede también tener problemas con la escritura, la ortografía y hasta las matemáticas.  

¿Cómo puede afectar la dislexia el aprendizaje de idiomas? 

Aunque la lectura es una parte importante en el aprendizaje de idiomas, no es la única habilidad necesaria para dominarlos. Una persona disléxica no tendrá problemas para comunicarse de manera oral y comprender a otros hablando y, aunque pueda presentar un reto mayor, también será capaz de desarrollar sus habilidades de lectura y escritura.  

Los expertos aún no han logrado llegar a un acuerdo sobre los beneficios de aprender diferentes idiomas para las personas disléxicas. Algunos creen que pueden ayudarlos, mientras que otros sugieren que sus dificultades pueden empeorar. Pero, de lo que sí están seguros es que el aprendizaje de idiomas no provoca dislexia ni aumenta el riesgo de tenerla.  

Para muchos, lograr aprender un segundo idioma siendo disléxico es un gran logro. Sin embargo, aprender idiomas puede ser abrumador, nuestras emociones juegan un rol importante en nuestro aprendizaje. Entonces, para algunos estudiantes con dislexia, la presión de aprender un idioma extranjero puede ser demasiado frustrante, difícil y estresante porque están enfrentando los mismos problemas que enfrentan sus compañeros, pero con un nivel de dificultad mayor, algo que ya habían experimentado mientras aprendían su lengua materna.  

 

 

¿Qué estrategias pueden ayudarme? 

Un método estructurado que incluya el aprendizaje a través de todos los sentidos puede ser mucho más efectivo para una persona con dislexia puesto que no se limitan a leer textos y escuchar al profesor. Este enfoque les permite experimentar el aprendizaje a través del gusto, el olfato, el tacto y el movimiento, además de la vista y el oído. Es un enfoque que. puede incluso interesar más a los estudiantes sin importar que sean o no disléxicos.  

Entonces, la escuela, instituto y educadores tienen un papel muy importante en el proceso de aprendizaje puesto que deberán adoptar metodologías que brinden apoyo a los estudiantes que más lo necesiten.  

Apóyate en la tecnología 

Además de diccionarios, traductores y juegos, el internet ofrece herramientas para quienes tienen dificultad con la lectura. Se trata de lectores de texto como “Read&Write” que es una extensión de Google Chrome que te permite escuchar cualquier texto escrito, cuenta con un diccionario tradicional, uno de pictogramas y predictor de escritura. Está disponible en inglés, castellano, francés, portugués y holandés y, como esta, hay muchas otras opciones.  

Entonces, tener dislexia no representa un impedimento para aprender idiomas. Con la metodología y herramientas adecuadas, además de dedicación, una persona disléxica puede aprender tantos idiomas como quiera.